MUSEO POETA
DOMINGO RIVERO

Firmas

Diez años sin Carmen Laforet (2004-2014)

Viernes, 28 de Febrero de 2014

Ir a principal...
Diez años sin Carmen Laforet (2004-2014) (Carmen Laforet)

Carmen Laforet

Evocación a nuestra escritora

Hoy, 28 de febrero de 2014, se cumplen diez años de la desaparición física de Carmen Laforet. Una escritora a la que hay que destacar por aquello de que supo tocar el cielo –o la gloria- como aspiración suprema en las diferentes facetas de su vida intelectual. Y esa grandeza, primero la que alcanzó –de niña- interviniendo en una cita literaria en el Pérez Galdós, hasta el punto que la habría de marcar -como ella misma confesó en más de una ocasión- en el tiempo; y luego, al poco de salir de su isla, cuando ganó el premio Nadal con su novela Nada.

Pero no solo fue eso. Y es que al margen de sus otras obras y artículos que nos legó a lo largo y ancho de su quehacer literario, quedó en nuestra Carmen su actitud ante la realidad. En primer lugar porque, aunque alejada en el tiempo, supo mantener su gran amor por nuestro archipiélago y, en especial, por su isla de Gran Canaria. En su tierra, insistimos, encontró la inspiración para lanzarse como escritora –pese a su posterior lejanía- y fue aquí donde encontró -desde la distancia- el calor y la pasión con la que a muchas veces se hace tan necesario caminar por los senderos vitales.

Sobre este último particular y como referencia, recordamos durante un encuentro que tuvo lugar en la casa de Nieves Rivero del Castillo-Olivares, en el Madrid de 1964, su evocación siempre emocionada hacia el homenaje que en la década de los años cincuenta se le rindió en el Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria. Un homenaje al que asistieron unas quinientas personas que, como bien se dijo en su momento, sirvió para consagrarla como profeta en su tierra.

Y esa fue para todos nosotros la Carmen Laforet que admiramos como persona y escritora, y a la que también valoramos por su actitud para afrontar los otros retos del medio donde se desenvolvió fuera de estos lares. Uno de ellos, como referencia, lo encontramos a la hora de buscar a la otra España que la de su época no le había mostrado. Y el otro porque supo oponerse a los convencionalismos del momento y enriquecer su propia luz creativa en sus encuentros con Ramón J. Sénder y Rafael Alberti.

Queda, pues Carmen Laforet como un ejemplo vivo, insistimos, de alguien que logró tocar el cielo literario y vital. Y a ella nos unimos hoy, diez años después de su desaparición física, siguiéndola a través de esas huellas literarias tan maravillosamente suyas que, por mucho que algunas quieran, no se van a borrar.

                                                                                                       Jose Rivero Gómez

Ir a principal...